Con el noble fin de preservar la historia de la aviación nacional y motrar a las nuevas generaciones las distintas etapas de su evolución, la Cnl. Amalia Villa de la Tapia, primera aviadora boliviana, desde el año 1958 acumuló denodada y persistentemente todo tipo de objetos y documentos históricos que nos permiten conocer nuestros gloriosos fastos aeronáuticos. Gracias a su inquietud visionaria, se logró rescatar de las fauses de la destrucción premeditada o involuntaria, importantes reliquias, documentos y fotografías con los que se logró conforma el Acervo Histórico de la FAB.

A partir de 1985 su único discípulo, el historiógrafo Téc. Av. Ramiro Molina Alanes, quien la sustituyó en ese delicado cargo, continuó la ponderable labor de recuperar de personas particulares a través de honrosas donaciones, fotografías, partes de aeronaves y uniformes, así como colecciones bibliográficas que incrementaron notablemente el Acervo Histórico, que desde el año 2001 funcionó en un local específicamente construido para tal fin en predios del ex Comando General de la FAB de la Av. Montes No. 734 de la ciudad de La Paz.

MUSEO AEROESPACIAL

En un acto de honda significación histórica, realizado el 22 de mayo de 2015 en la Base Aérea de El Alto, el Comandante General de la Fuerza Aérea, Gral. Div. Aé. Juan Gonzalo Durán Flores, colocó la piedra fundamental para la creación del anhelado museo aeronáutico.

Debido a que casi todas las aeronaves históricas trasladadas desde las guarniciones aéreas del país, acusaban diferentes daños, tanto por haber permanecido fuera de vuelo durante muchos años o por haber sido exhibidas en pedestales al aire libre, en un gesto digno de ponderación, las diferentes promociones del Colegio Militar de Aviación y del Politécnicp Militar de Aeronáutica, en forma voluntaria sumieron la compleja y costosa labor de restaurar los diferentes aviones y helicópteros.

En octubre de 2015, todos los fondos museológicos que atesoraba el Acervo Histórico, pasaron a conformar el novel Museo Aeroespacial.
Como parte de los actos de conmemoración del XCII Aniversrio del la Fuerza Aérea, el 28 de octubre de 2015, en un acto solemne se inauguró oficialmente el Museo Aeroespacial.

COLECCIONES MUSEOLÓGICAS

El Museo Aeroespacial cuenta en la actualidad con 23 aeronaves que fueron incorporadas a nuestra aviación entre los años 1942 y 2007, además de un camión Ford modelo 1932 utilizado durante la Guerra del Chaco, armamento antiaéreo y de dotación individual, diferente motores, hélices y accesorios de aviación, y una colección de uniformes, fotografías y modelos de aeronaves a escala.

Asimismo, la Agencia Boliviana Espacial cedió maquetas e información tanto del satélite boliviano “Tupac Katari” como del cohete “Larga Marcha”, piezas que dieron lugar a que este importante reositorio histórico sea denominado “Museo Aeroespacial”.

Los diferentes aviones y helicóptero están ubicados en distintos niveles dentro de los históricos hangares Nos. 1 y 2, construidos en 1920 y 1926, respectivamente, así como en la “Plaza de aeronaves”, contigua al hangar No. 1.

VER MÁS INFORMACIÓN.